Aceite de Oliva: Todo lo que necesitas saber

Aceite-de-Oliva-The-Gourmet-Blog

El aceite de oliva, tal como lo conocemos, proviene del fruto del árbol del olivo. Se obtiene desde tiempos inmemorables, dado que su aceite es de muy fácil obtención, mediante la presión contra el fruto del olivo, la oliva o más conocida por nosotros como “aceituna”. Hay que considerar que casi la tercera parte de la pulpa de la oliva es aceite.
Se trata de un tipo de oliva especial, dado que no es apta para su consumo en crudo, dado el elevado amargor que presenta, por lo cuál resulta desagradable al paladar.
El aceite de oliva se extrae una vez las olivas han cumplido entre seis y ocho meses, siendo este el momento en el que almacenan la mayor cantidad de aceite.
La calidad del aceite obtenido, dependerá en gran medida de los procesos posteriores a la extracción del aceite.
A medida que el tiempo del fruto pasa, es decir a mayor madurez del mismo, los aromas se apagan y se suavizan los sabores, junto con los colores que presenta.
Yendo en particular a su procesamiento, una vez que las olivas son recogidas, no pueden pasar más de 24hs, dado que esto afecta la calidad posterior del producto.
Una vez obtenido el producto final, el aceite de oliva, el mismo es almacenado, generalmente en toneles de acero inoxidable, en dónde es protegido del aire y la luz. La temperatura ideal para su conservación es de 15 a 18°C, siendo ésta la óptima para la madurez del aceite, evitando que llegue al estado de oxidación.
Una de sus principales cualidades es su alto contenido de ácido oleico. Su acidez viene determinada contenido de ácidos grasos libres y se expresa por los gramos de ácido oléico por cada 100 g de aceite. Y esta resulta ser una de las formas en las que el aceite de oliva puede ser clasificado, sin que esta cualidad afecte, bajo ningún concepto su sabor.

Croquis-Aceite-de-Oliva-The-Gourmet-Blog

 

Si bien el aceite de oliva es popularmente conocido, y su uso en la cocina de nuestro país es bastante cotidiano, pocos de nosotros sabemos cuáles son las propiedades que tiene, de dónde se obtiene, o mejor dicho, cuál es el proceso por el cuál se obtiene, y porqué es tan bueno su consumo.
Aquí vamos con un poco de información relevante para tener en cuenta a la hora de elegir entre el aceite de mesa común y el aceite de oliva.
El aceite de oliva posee grandes propiedades antibacterianas, por lo que es de gran ayuda a la hora de prevenir distintos tipos de patologías. Colabora a la salud del aparato digestivo, ya que actúa reduciendo el exceso de ácido en el estómago. Y a su vez favorece la absorción del calcio y el magnesio.
Ahora... te quedan dudas acerca de que necesitas tenerlo en tu alacena?